Carta a una víctima de bullying – consejos

¿Estás sufriendo acoso escolar? Esta carta es para ti

Tenemos un mensaje para ti. Léelo con atención. Léelo tantas veces como sea necesario hasta entenderlo claramente y asimilarlo.

víctima de bullying

Seguramente te ronden por la cabeza preguntas del estilo:  ¿Hay algo malo en mí? ¿Cuál es mi defecto? ¿Qué error he cometido para merecer este maltrato? ¿Por qué están todos contra mi?

Escucha bien. No hay ninguna característica tuya, ni has cometido ningún error que justifique el acoso. Nadie merece ser tratado mal, y tú tampoco. Tú no tienes la culpa. 

No están todos contra ti. Lo que les sucede al resto de compañeros es que no son valientes, y tienen miedo a que les suceda a ellos que lo que te está pasando a ti, si se ponen de tu lado.

Empujones, arañazos, no son normales. No lo asumas como tal. No lo normalices. No debes permitir que nadie te maltrate. Tienes que ser valiente para pedir ayuda. Escucha bien: Tú no tienes la culpa.

¿Eres víctima de bullying? ¡Tienes que explicarlo!

¿Qué puedes hacer para acabar con esta situación? EXPLÍCALO.

Si alguien lleva un tiempo molestándote, te agrede, te insulta, se ríe o hace mofa en público de ti, y no para, debes decírselo hoy mismo a tus padres, o a algún adulto de tu confianza.

Eso no es ser chivato, es ser valiente y noble por no permitir una situación injusta.

Tienes a tu disposición siempre a tus padres. Confía en ellos. Seguro que también existe en tu colegio algún profesor, o adulto, que te genere confianza. Puedes acudir a él. ¡Hazlo hoy mismo! No dejes pasar más tiempo.

Víctima de bullying - ¡explícalo!

Si crees que alguno de ellos no te está tomando en serio, busca a otra persona adulta. Habla con cuantas sea necesario hasta que alguien tome cartas en el asunto.

No tengas miedo a hablar de tus sentimientos, a explicar qué te está pasando. Explica que estás siendo víctima de bullying.

Si te cuesta explicarlo cara a cara, puedes escribirlo en una carta, tal vez así te resulte más sencillo.

Piensa que, por suerte, los adultos están adquiriendo cada vez más sensibilidad acerca del acoso escolar. Confía en ellos. Te entenderán.

No tienes que mostrate pasiv@. Contra el acoso…¡actúa!

Y la siguiente pregunta que te haces es: «¿Pero qué hago? ¿Cómo actúo? Si lo que me pasa por la cabeza es escapar corriendo».

Cuando alguien intente molestarte, con insultos, o físicamente, tienes que ser capaz de reaccionar, no quedarte quieto o quieta, y hacer lo siguiente:

  • Responde de forma asertiva, esto significa que debes demostrar con palabras, o gestos, al agresor que no quieres que te moleste. Decir un NO rotundo. Mirándole siempre a los ojos. Sin demostrar miedo (aunque lo sientas por dentro).

Si le demuestras que su conducta no te afecta, poco a poco desaparecerá su interés por ti. No le des el placer de verte llorar (ya lo harás más tarde en casa si tienes ganas) puesto que eso le haría más fuerte. 

  • Y no recurras a la violencia. Debes ser capaz de resolver los conflictos de una forma pacífica, ¡pero activa! Sin tolerar el maltrato. No uses la violencia pero sí tienes que ser capaz de defenderte. 

En la parte práctica del curso «Crecer Unidos» te enseñamos a responder de forma asertiva y a reaccionar a tiempo si te encuentras de nuevo en medio de una agresión. Cuanto más practiques, más aumentará tu sensación de seguridad y tu autoestima.

No te quedes sol@ y evita al agresor

Cuando el acosador se encuentra con su víctima, pero ésta está acompañada, suele desistir de su comportamiento agresivo.

Procura encontrar a alguna persona con la que compartir tu tiempo libre, tienes que participar en las salidas en grupo aunque te cueste un esfuerzo, colaborar en actividades grupales y divertirte con los demás compañeros.

¿Puedes plantearte formar parte de un equipo deportivo? ¿O inscribirte en cualquier actividad que se realice en grupo? Puede ser una manera de evitar pasar momentos solo o sola y, a la vez, formar parte de un grupo y contar con su apoyo.

Por otro lado, si conoces los lugares frecuentados por el agresor, intenta evitar pasar por ellos. O, si no tienes más remedio, hazlo en la medida de lo posible, acompañado de un compañero o de un adulto.

¿Eres víctima de ciber-acoso?

Víctima de bullying - ciberbullying

Si te sientes agredid@ a través de las redes sociales, o nuevas tecnologías, estás siendo víctima de bulllying también. Así que, además de mantener una actitud activa y asertiva cuando te encuentres físicamente contra tu agresor (si lo conoces), DEBES EXPLICÁRSELO A TUS PADRES. Te lo escribo en mayúsculas porque es muy importante.

Es importante que no lo ocultes para poder frenarlo a tiempo, aunque te de vergüenza. En este caso siempre es mejor el remedio que la enfermedad. Las redes actúan de forma viral, y cuanto antes le pongas freno, menor será la magnitud de los daños ocasionados.

Confía en ellos. Sabrán cómo ayudarte. Y les necesitarás.

Así que, resumiendo, si eres víctima de bullying…

  • Asume que tú no tienes la culpa de lo que está sucediendo.
  • Explícaselo a algún adulto de tu confianza para que te ayude.
  • Y cambia tu actitud… Ya no tolerarás que te maltraten. Responderás a cualquier agresión, sin violencia, pero de forma activa.

¡Ánimo! ¡Vas a conseguirlo!


Tu testimonio como víctima de bullying

Déjanos aquí tu testimonio 👇🏻. Seguro que servirá de ayuda a muchas otras personas que se encuentren en tu misma situación.

Facebooktwittermail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *