El Agresor

El agresor en bullying

¿Cómo te ves tu y cómo te ven tus compañeros?

Vamos a pararnos a pensar por qué agredes a los demás y qué consecuencias obtienes con ello. Lo haremos mediante un ejercicio de reflexión, nunca mejor dicho: Vamos a mirarte en un espejo, comprobando cómo tú te ves a ti mism@, y nosotros te diremos cómo te ven el resto de compañeros desde fuera.

  • agresor-ante-el-espejoEN TU ESPEJO, es posible que el hecho de dominar a otra persona como tú te haga sentir superior, o admirado por los demás. Te siente fuerte y poderos@. Crees que cuentas con amigos que te apoyan. DESDE FUERA, es posible que los que te siguen, o dicen ser tus amigos, lo hagan sólo porque te tienen miedo, y no quieran acabar siendo ellos mismo las víctimas…
  • EN TU ESPEJO, a lo mejor crees que tu compañero merece ser tratado mal porque a ti te cae mal, porque tú le tienes manía, porque es diferente a ti… DESDE FUERA es posible que tus compañeros sientan respeto por la persona a la que estás maltratando, que sea cosndierada una buena persona, que ayuda a los demás, que le cae bien al resto. Muchos compañeros se sienten incómodos con tu comportamiento.
  • EN TU ESPEJO crees que es divertido hacerle bromas pesadas a alguien, y que es algo que no tiene importancia, crees que el resto de los alumnos te apoya. DESDE FUERA, el resto de compañeros se pone en el lugar de tu víctima y siente pena o vergüenza ajena. No les resulta gracioso y nunca querrían que les tocara a ellos, por eso se “ríen” contigo, o quieren hacértelo creer. Estás más sol@ de lo que puedas creer.

Reflexiónalo: ¿No piensas que en realidad estás más sol@ de lo que tú crees? ¿No será que te sientes menos poderoso de lo que pretendes aparentar? ¿A lo mejor no sabes resolver tus problemas de otra forma? No sabes lo que es una amistad verdadera. Te estás equivocando. Pero está en tus manos cambiar.

Puedes cambiar y arreglar ya esta situación, ¡te ayudamos!

Nunca es tarde. Te damos algunos consejos para ayudarte a acabar con las agresiones que, en el fondo, a ti no te gustan.

1 | EMPIEZA DE CERO HOY

Agresor, empezar de ceroQuítate la etiqueta de “mal@” o “rebelde”. A lo mejor te han dicho muchas veces que eres mala persona. Es posible que ya se te haya catalogado como tal y creas que ya tienes que comportarte así para siempre. Pues no. Tú puedes romper estereotipos desde el momento mismo en que tú lo decidas. Empieza a mirarte a ti mism@ de otra manera.

2 | HABLA SINCERAMENTE

Es posible que te falte seguridad y protección en casa. Si en tu hogar sucede algo que no te gusta, ves o eres víctima de conductas agresivas, o tienes cualquier otro problema, tienes que hablarlo con un adulto de tu confianza. Tu tutor o cualquier profesor del centro seguro que te escucharán.

Por otro lado, te vendrá muy bien encontrar a una persona en quien apoyarte. Un familiar, un amigo, el psicólogo de tu centro escolar o tu tutor. Alguien a quien poder explicar cómo te sientes y que te ayude a ver las cosas desde el otro punto de vista.

3 | REFUERZA TU AUTO-ESTIMA

Es muy probable que con tu comportamiento agresivo lo que realmente pretendas es esconder lo insatisfech@ que en realidad te sientes de ti mism@. Por eso es necesario que te valores de forma diferente.

¿Te has planteado formar parte de un equipo deportivo? ¿Iniciar alguna nueva actividad creativa? ¿Dibujar? ¿Escribir? ¿La música? Puedes participar en actividades de voluntariado… Darte cuenta de que puedes participar en actividades que fomentan valores positivos te ayudará a hacerte sentir bien.

4 | ALÉJATE DE MALAS INFLUENCIAS

Es posible que cuentes con una cuadrilla de “amigos” que te animan a cometer actos violentos, o te aplauden por ello. Seguramente hayan reforzado tu mala conducto durante este tiempo. Es tan fácil como alejarte de ellos. Búscate otros planes. Nuevas actividades. Nuevos lugares a los que ir para no encontrarles. Empezar de cero.

5 | AUTO-CONTRÓLATE

Es posible que te invada la ira o que tengas una sensación incontrolable de rabia. Debes aprender a calmarte por ti mism@. Busca un lugar tranquilo, donde estés sol@ y respira. ¿Recuerdas aquello de “contar hasta 10” antes de actuar? Repítete a ti mism@ mensajes de “Estoy tranquil@…”, “he cambiado y puedo controlarme…”.

Si esto te supera, recuerda el punto 2. Háblalo. Empieza por el psicólogo o terapeuta del colegio. Sabrán darte la orientación que necesitas.

6 | PIDE PERDÓN

Si sientes que les has hecho daño a alguien, es probable que eso sea una carga para ti. Que no te deje estar tranquil@. A veces, para empezar de cero, necesitamos quitarnos lastre, y poder borrar lo que nos incomoda por dentro.

Aunque parece difícil, no resulta tan complicado acercarse a la persona a la que has hecho daño y decirle que te has equivocado, y sobretodo, que no va a volver a pasar. Además de calmar tu sensación de culpabilidad, no sabes cuánto ayudarás a esa persona transmitiéndole un mensaje de perdón.

7 | TEN PACIENCIA Y NO TE RINDAS

Es posible que a la gente le cueste ver que has cambiado. Sobretodo a la víctima, que desconfiará de cualquier comportamiento amable por tu parte. Debes ser persistente. Pero esto sólo sucederá al principio, durante un tiempo.
Dale tiempo a los demás para que descubran que eres una nueva persona en quien confiar plenamente.

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El bullying NO un juego de niños