Efectos del Bullying

Efectos del Bullying
En cualquier episodio de acoso escolar, o bullying, todos sus protagonistas sufren sus consecuencias: las personas implicadas (víctima, agresor y observadores) y el entorno escolar.

Evidentemente las consecuencias serán diferentes en función del tipo de acoso escolar vivido en cada caso, la edad en las que se desarrolló y la actuación más o menos temprana que se pudo ofrecer a los protagonistas.

Efectos del bullying sobre la víctima

Consecuencias del bullying para la víctimaPor norma general, la persona que sufre continuos capítulos intimidatorios, en su edad más temprana, suele ser propenso a presentar:

  • Trastornos psicosomáticos. Aparecen en el momento en que el niños no es capaz de expresar que es lo siente, ni lo que le está sucediendo, y es su cuerpo quien lo expresa mediante estas alteraciones. A menudo suelen ser confundidos con simples dolencias o enfermedades pasajeras.El niño o joven sometido diariamente a situaciones de estrés, que le superan, puede presentar los siguientes síntomas: palpitaciones, temblores, sudoración, cefaleas (o migrañas), insomnio, vómitos o diarreas, trastornos alimentarios, micciones nocturnas, etc.
  • Retroceso en el rendimiento académico. Producido al sufrir miedo, rechazo y pérdida de interés por las cuestiones relativas al entorno escolar. En ocasiones la víctima recurre al ausentismo escolar para evitar su sufrimiento.
  • Trastornos psicológicos. Tales como la ansiedad y la depresión, debidas fundamentalmente a déficit autoestima y a la pérdida de confianza en sí mismos. El niño o joven empieza sintiendo cambios severos en su estado de ánimo y siente un aumento de tristeza y sensación de soledad.Está demostrado que el acoso escolar supone un riesgo de padecer episodios depresivos también en edades posteriores, manteniéndose en los primeros años de edad adulta.Aunque no es lo más frecuente, el hecho de estar sometido a un acoso continuo puede derivar en conductas auto-destructivas. Desgraciadamente son demasiados ya los casos de menores que no han sabido, o podido, encontrar otra solución para librarse de su acoso, que la de quitarse la vida.

Los padres deberemos estar atentos a cambios en el comportamiento de nuestros hijos, tales como tristeza, llantos o irritabilidad, pesadillas, cambios en el sueño y/o apetito, dolores de cabeza o abdominales, vómitos, etc.

Efectos del bullying sobre el agresor

Consecuencias del bullying para el agresorAsí como los efectos del bullying sobre la víctima son indudables, las consecuencias que arrastrará consigo hasta la edad adulta el niño o joven agresor, tampoco son deleznables. Y son:

  • Un bajo rendimiento escolar.
  • Conductas anti-sociales y delictivas. La ira e impulsividad del agresor pueden conllevar a su participación en peleas o actos vandálicos, o al abuso de alcohol y otras drogas en la adolescencia y edad adulta.
  • La falta de empatía. El agresor es incapaz de comprender y percibir el sufrimiento que ocasiona, y no conoce otras formas de relación no basadas en la violencia, hecho que impedirá que pueda desarrollar relaciones sociales sanas en el futuro.
  • Repetición del modelo violento en sus relaciones. Existe una relación directa entre el acoso escolar y otras formas de violencia en la edad adulta, como el acoso laboral o el maltrato a la pareja y a los hijos. El agresor carece del sentimiento de culpabilidad, y entiende como justificables las agresiones a sus seres cercanos y buscará siempre la sumisión de los demás y el uso de la agresividad para conseguir sus objetivos.

Efectos del bullying entre los observadores

Efectos del bullying sobre los observadoresLos observadores son aquellas personas que participan indirectamente en episodios violentos frecuentes, siendo testigos, pero que no son capaces de actuar para evitarlos. Aunque en menor medida, pueden sufrir síntomas similares a los de la víctima o a los del agresor, como son:

  • Por un lado, el miedo o ansiedad, a poder sufrir agresiones similares.
  • Y por otro, desarrollar falta de empatía y sensibilidad ante el sufrimiento de los demás, hecho que aumenta el riesgo de que puedan llegar a ser los propios protagonistas de episodios similares en el futuro.

Efectos del bullying en el entorno educativo

En aquellas aulas en las que se suceden agresiones entre iguales existen tensiones entre los alumnos, por lo que siempre será más difícil el transmitir el aprendizaje, que es la propia esencia de cualquier escuela. A la vez será más complicado el conseguir la calidad necesaria en los trabajos realizados, y por supuesto, el hecho de transmitir valores morales entre los alumnos.

Facebooktwittergoogle_plusmail

El bullying NO un juego de niños